-

Carnavales 2021: una fiesta diferente en casa con niños

La situación social actual ha propiciado que todos los eventos y actos festivos se celebren en casa. Esto no debe indicar, como se piensa en muchas personas, que esa fiesta o celebración no sea entretenida y se recuerde dentro de un tiempo. Bien es cierto que esto requiere de unas mayores dosis de imaginación cuando tenemos niños, aunque siempre podemos coger ideas o dejarnos aconsejar por especialistas en diversión y conseguir así que estas fiestas de carnavales en casa también tengan esa esencia de siempre. De momento, te dejamos algunas ideas básicas.

Organizar una fiesta en casa con niños, sea o no en tiempo de Carnaval, siempre resulta una empresa de relativa dificultad, quizá algo más en estos tiempos actuales. Decimos esto porque hay que ser bastantes creativos y tener planificados varios recursos alternativos, puesto que los niños siempre suelen cansarse con frecuencia de hacer determinadas actividades. Si conseguimos establecer un plan, nuestra fiesta será alegre, divertida y mantendrá la atención permanente de los más pequeños. Asimismo, también es importante conocer el número de niños que estarán en casa y sus edades y gustos, puesto que, de esta manera, estaremos más cerca de nuestro objetivo.

Esta creatividad que indicábamos está muy relacionada con el Carnaval puesto que este factor creativo es esencial a la hora de confeccionar nuestros disfraces, en cuyo proceso podemos involucrar a los más pequeños. Ellos pondrán pintar o colorear, manipular algún objeto o ayudarnos en algún proceso más complejo de la elaboración de nuestro disfraz. Por cierto, en toda fiesta de disfraces no debemos olvidar el confeti de colores, los globos y serpentinas. Siempre gustan. Y esto van en consonancia con el tipo de disfraz que queramos conseguir. Quizá uno relacionado con dibujos animados que conozcan los niños resulte un acierto.

Otra idea siempre recurrente, y bien acogida entre los más pequeños de la casa, es organizar una buena merienda, la cual debe ser diferente a la de cualquier otro día. Hay que recordar que estamos ante una fiesta. Igualmente, durante la elaboración, quizá, en los procesos más sencillos, también podamos involucrar a los niños. Donde podremos darle libertad será en otra actividad que tampoco debe faltar en una fiesta de disfraces: pintarse la cara. Es otro clásico, pero siempre gusta a los niños, e incluso no sólo en pintarse la cara, sino sobre algunas ropas especiales compradas para esa ocasión. Aquí, además, podremos darles algunas directrices sobre cómo maquillar a sus amigos o hermanos.

Finalmente, proponer algún juego en grupo o en familiar siempre suele ser otro acierto, al tiempo que cambiamos de actividad y hacemos que los niños no se aburran de hacer siempre lo mismo. Hay que ser creativos y esto es tener variedad de planes. Si en nuestra casa, además, tenemos jardín, las opciones de proponer nuevos juegos se amplia en nuestra planificación. Lo mismo sucede con involucrar a los más mayores. Entre todos, se conseguirá que la fiesta de Carnavales en casa sea todo un éxito. Y ya saben, siempre hay especialistas en este tipo de eventos que nos ayudarán gustosamente a resolver nuestras dudas.

Lo último...