Una triste noticia enluta al mundo de la imaginación, el juego y la inocencia. Es que ha fallecido Horst Brandstaetter, quien fuera el presidente de la empresa creadora de la marca de juguetes Playmobil. La noticia fue brindada por la misma empresa quien señaló que Brandstaetter había fallecido a los 81 años de edad.

Juguetes Playmobil 1
Pixa Bay

Horst Brandstaetter, un hombre que cambió la historia de los juguetes

Brandstaetter no era solamente el presidente y dueño de la compañía sino además era el símbolo del mundo del juguete en Alemania. Aunque Brandstaetter no fue el fundador de la empresa, ingresó en ella cuando ésta era comandada por su tío en 1952, cuando Horst tenía sólo 19 años.

Fue un visionario al entender antes que nadie que el futuro de los juguetes a nivel mundial pasaba por el plástico y no ya por el metal o la madera. Esto le obligó a reconvertir a sus fábricas para comenzar a producir sus juguetes con ese material. Además de los juguetes Playmobil la compañía en 1958 diseñó y comercializó el «hula hoop», un aro que se colocaba a la altura de la cintura o de los tobillos para hacerlo circular alrededor de ellos y que se convirtiera en un éxito mundial durante muchos años.

La crisis del petróleo de la década del '70 disparó el precio del plástico y Playmobil se vio obligada a dar una vuelta de timón nuevamente, encargando al diseñador industrial Hans Beck que encontrara una solución para capear el temporal. Fue así que la empresa creó la línea de juguetes Playmobil, compuesta por diminutos muñecos de no más de 7,5 centímetros de altura, los que demandaban una cantidad mínima de plástico para su fabricación.

La empresa comenzó creando tres modelos de juguetes: uno era un caballero, otro un obrero y el tercero un indio americano. Con el correr de los años, la colección fue incrementando el número de personajes hasta llegar al día de hoy en que la variedad disponible comprende piratas, hadas, payasos, policías, etc. También ha creado series de personajes de series o películas como la mundialmente conocida Stars Wars.

Para tener una dimensión del poderío del grupo baste decir que en 2014 cuando se cumplieron 40 años de la fundación de la marca de juguetes Playmobil las ventas de Brandstaetter treparon a los 595 millones de euros. Horst Brandstaetter fue previsor para seguir «manejando» a su empresa aún después de su muerte. Sucede que a mitad de la década de 1990 creó una fundación con el fin de que desde su seno se decidiera el rumbo de la empresa conforme su legado y las directivas impartidas para después de su muerte.

Juguetes Playmobil 2
Pixa Bay

Juguetes con historia

La empresa familiar fue fundada en 1876 por Andreas Brandstäter en Fürth (Baviera). Al principio se dedicó a fabricar productos ornamentales y seguros. Más tarde, a principios de la década de 1920 se volcó a la manufacturación de teléfonos y cajas registradoras. En los primeros años de la década del cincuenta se volcó al plástico produciendo algunos modelos de autos y -como dijéramos- el famoso hula hoop.

La década del ´70 trae la crisis que obliga a reducir el tamaño de los juguetes y crear pequeños muñecos. Hans Beck fue el diseñador de aquellas icónicas figuras, convirtiéndose en el padre de Playmobil.

Es interesante saber que los muñecos de Playmobil fueron diseñados imitando a los dibujos que suelen hacer los niños. Tienen cabeza grande, ojos grandes, sonríen, no tienen nariz ni orejas para simplificarlos; en suma, son tremendamente simples. Tienen el tamaño justo para que los niños los puedan llevar en el bolsillo. Tienen manos con forma de «u», lo que facilita que puedan asir objetos. Se les puede colocar sombreros gracias a la marca especial que tienen en la cabeza. Los hay adultos, niños, bebés y hasta animales.

También hay una línea para niños de menos de tres años, llamada Playmobil 1.2.3.. Sus figuras son aún más simplificadas para evitar utilizar piezas demasiado pequeñas y por tanto, peligrosas. Al poco tiempo de su creación, Playmobil otorgó licencias para fabricar y vender sus productos en diversos países, lo que extendió aún más su fama a nivel mundial.

Sin embargo, las características más salientes de los juguetes Playmobil es que son articulados y que otorgan la posibilidad de agregarles accesorios. La calidad del material con que están fabricados es otro de los puntos fuertes de la línea Playmobil. La posibilidad de recrear desde faraones a vaqueros del far west o desde astronautas a crueles piratas también es otra de las claves del éxito de la marca.

Finalmente, los diferentes oficios y profesiones de los muñecos permiten al niño recrear al mundo que los rodea, con maestros, médicos, bomberos, etc. Si ya no eres un niño, no importa, asómate al mundo de los juguetes Playmobil y disfrutarás como si aún lo fueras.

Dejar respuesta