Aprender es más divertido de lo que muchos creen, solo hay que darse cuenta de ello. La escuela enseña mucho pero de una forma monótona, y no es de extrañar que los inquietos niños lleguen a casa con ganas de divertirse y negándose a hacer los deberes.

campana-ikea

En este post, os vamos a dar algunas ideas para mostrar a vuestros hijos cómo divertirse sin juguetes y aprendiendo un montón en familia. Nuestra recomendación es encontrar el momento ideal para reuniros en torno a la mesa, al menos una vez al día. Esta claro que los complicados horarios laborales y del cole no siempre nos permiten desayunar y comer juntos, pero seguro que encontráis la fórmula de disfrutar de la cena en familia.

Durante la cena, Ikea nos propone que además de compartir vuestras vivencias del día podéis realizar juegos para que los pequeños aprendan de forma divertida. Os proponemos algunos ejemplos:

  • El día que toque pizza podéis desempolvar vuestras destrezas con el italiano y hablar de la historia de Roma o vuestro viaje a Florencia.
  • Cuando hagáis sushi podéis hablar de la cultura oriental y de sus peculiaridades.
  • Unas hamburguesas podrán ser la mejor excusa para hablar de EEUU, su historia y las ciudades más representativas.
  • El día que hagáis una macedonia de frutas los más pequeños podrán aprender los colores mientras que los grandes harán lo correspondiente con el tipo de vitaminas que contiene cada fruta y propiedades de las mismas.
  • Podéis decorar la comida con formas concretas para que los más pequeños descubran la silueta de un perro, de un coche o de una casa, mientras que los grandes desarrollan sus habilidades artísticas ayudándote a componer el plato.

Estas son solo algunas de las propuestas para las cenas en familia que os hacemos pero seguro que a vosotros se os ocurren muchas más, así que no dudéis en compartirlas con nosotros mediante un comentario. ¡El resto de lectores y nosotros os lo agradeceremos!

POST PATROCINADO

Dejar respuesta