Por motivos de seguridad, muchas son las personas que necesitan o quieren conocer en todo momento la ubicación de sus familiares, sobre todo cuando se trata de niños pequeños. En la sociedad actual, donde el uso de la tecnología está al orden del día, controlar su ubicación resulta mucho más fácil gracias al uso de los dispositivos móviles. En estos dispositivos, es posible instalar alguna pequeña aplicación, como puede ser mSpy, que será capaz de ofrecernos esa ubicación, entre otras muchas cosas.

Conocer la ubicación por medio del GPS

En la actualidad, todos los dispositivos móviles cuentan con la función de GPS integrada, una funcionalidad que es perfecta para conocer la ubicación de los terminales, y por tanto, de las personas que llevan ese dispositivo encima. Gracias a este control, los padres podrán estar más tranquilos al saber en todo momento donde se encuentran sus hijos. Ahora bien, ¿cómo lograr conocer su ubicación?

Como ya hemos comentado anteriormente, el software mSpy nos ofrece esta funcionalidad. Para hacer uso de ella, lo único que deberemos hacer es instalarla en el dispositivo que queremos tener controlado, pudiendo ver desde nuestro ordenador en todo momento donde están nuestros hijos o por donde han estado.

Aunque pueda parecer que se está invadiendo la privacidad de los más pequeños, en el mundo en el que vivimos, toda precaución es poca y más cuando se tratan de niños pequeños o adolescentes. Decir que el uso de esta herramienta es totalmente legal en el caso del uso con niños aunque nunca hay que utilizarla en terminales de otras personas sin su consentimiento

Ventajas del uso del software mSpy

Hemos hablado del uso del software mSpy como herramienta para estar tranquilos en todo momento sobre la seguridad de nuestros hijos. Pero además de conocer su ubicación o los lugares que ha visitado en las últimas horas, el uso de esta herramienta también ofrece otro tipo de opciones interesantes que es bueno conocer y que resultan de gran utilidad para garantizar la seguridad de los pequeños. Veamos las más importantes.

Acceder a los datos de navegación de Internet

De esta forma sabremos las páginas que visita y si son acorde a su edad. Hay que recordar que en Internet uno puede encontrar de todo y no siempre contenido apto para todo el público. Un control parental de la información que puede ver los más pequeños puede resultar de gran utilidad para evitar que vea contenido no adecuado para su edad

Control de los mensajes enviados y recibidos

Internet también se ha convertido en una herramienta muy utilizada por los acosadores, que se ponen en contacto con niños pequeños para conseguir ganarse su confianza y luego extorsionarlos. Si tenemos la opción de controlar sus conversaciones, tanto de WhatsApp como Facebook, Instagram u otras aplicaciones, los padres podrán conocer con quien se intercambian mensajes y si son personas de fiar.

Anonimato

En ningún momento, los hijos sabrán que están siendo «espiados». Este software realiza un control de forma remota, con bastante discreción y sin muchos riesgos de ser descubiertos.

Dejar respuesta