¿La Barbie pasa de moda?

Durante décadas y décadas, y en una enorme cantidad de países del mundo, la respuesta de cualquier niña a la pregunta acerca de qué regalo esperaban para alguna fecha especial, como su cumpleaños o la Navidad, tenía una respuesta inequívoca: Barbie. Sin embargo, las recientes estadísticas de la fabricante Mattel, una de las más importantes del planeta, dejan ver que el furor por la clásica muñeca ha comenzado a decaer.

Barbie ya no es la preferida de las niñas

En efecto, durante los últimos relevamientos de mercado desarrollados por los especialistas de Mattel, se comprobó que la Barbie se encuentra ya por su tercera caída trimestral consecutiva en las ventas, lo que ha afectado seriamente a la compañía, pues desde tiempos inmemorables una buena cantidad de sus ganancias se producen a partir de la comercialización de la famosa novia de Ken.

Barbie Mattel

Por tomar específicamente lo que sucede en el mercado norteamericano, podemos decir que las ventas de las Barbie han caído en torno al 15% ya de forma definida, y según los especialistas esto puede tener que ver más que nada con que las niñas se vuelven adolescentes cada vez más rápido, y que muchas de ellas son criticadas por sus compañeras cuando aún juegan con las muñecas, así que tratan de dejarlas de lado.

Por otro lado, desde Mattel se ha informado también que más allá de estos cambios sociales que afectan a las mujeres por desarrollarse hormonalmente antes que los hombres, coinciden además con que poco a poco se van naturalizando los juegos electrónicos también para el sexo femenino. Por eso, distintas consolas y videojuegos están desplazando a los juguetes más tradicionales, entre los que se encuentra la Barbie.

Barbie busca adaptarse a los nuevos tiempos

Aunque en tiempos recientes hemos visto a Barbie adaptarse a nuevas consolas y diferentes plataformas de entretenimientos, como por ejemplo los móviles, también es cierto que el problema que representa para Mattel este nuevo nicho, es que ellos sólo se llevan el dinero por el uso de la marca, y no por el total de las ventas, que ahora queda en manos de programadores y desarrolladores. Pero si Barbie quiere subsistir, no tiene otra alternativa.

¿Tus hijas o nietas, siguen pidiendo las muñecas Barbies?

Ir arriba