Lo importante de jugar

Jugar es algo propio de la edad, es decir, jugar es una conducta  de la infancia. Al jugar los niños viven este entretenimiento como algo muy importante, ya que para ellos jugar es tan importante como para los mayores ir a trabajar, es una tarea que hay que llevar a cabo.

Cuando somos niños, jugar es la manera de aprender, conocer, investigar, curiosear, etc, es nuestra manera de vivir. Con el juego experimentamos, descubrimos, interactuamos con los objetos y además con las personas ( que pueden ser amigos, familiares,…)

Lo importante para los pequeños  es el propio proceso de jugar, no la finalidad del juego. Da igual acabar el juego, da igual si ha llegado a construir algo, lo importante para ellos es hacerlo, jugar y sobre todo divertirse.

Cada niño juega de una manera diferente y especial , ya que un niño puede jugar con un cochecito a hacerlo rodar, mientras otro lo hace volar, mientras otro lo usa para simular un tren. Pero lo mejor de estos tiempos que corren es que  el propio juego evoluciona con el desarrollo de niño. No son los mismos juegos cuando tienen meses, que cuando tiene 2 años.

080401_1barrio_p_jugar_2

Tener muchos juguetes  no es lo importante, ya que un exceso de juguetes es casi tan perjudicial como un atracón de gominolas. Lo importante es usar la imaginación ya que es el juguetes que más diversión nos puede proporcionar.

A través del juego los niños pueden expresar sus emociones. Este es un gran valor para el buen desarrollo emocional de nuestros peques. Enfadarse con las muñecas, proteger al osito para que no tenga miedo, hacer un túnel para resguardarse de algo, jugar a construir para después destruir, jugar a ser mayor que los peluches, jugar a médicos, etc. Estas actividades las escogen ellos libremente y les ayudan a expresar sus sentimientos y liberarse.

En conclusión: ¡a jugar! Los niños necesitan jugar para crecer sanos y alegres. Jugar en casa, jugar en el parque, jugar en la guardería, jugar en todas partes. Como niños que son es lo único de deben hacer, y además, es su privilegiada manera de aprender.

Por cierto, jugar con tus peques (o con tus alumnos) también es agradable, importante, divertido, creativo, terapéutico y liberador para ti.

Vía: Edukame

Imagen: Galpón Sur

Ir arriba