Los dibujos de los niños siempre nos provocan ternura, porque reflejan una forma de expresión natural, sin intentar ser artistas ni hacerlo mejor que nadie, es simplemente una visión propia de las personas, del mundo, de su familia etc…

Cabezas gigantes, pies redondos y ojos asimétricos son sus rasgos habituales pero cada uno tiene su estilo propio. Ahora todos esos rasgos pueden traspasar el papel y convertirse en muñecos a través de la empresa Wooberry.  Es algo similar a lo que hacía FAO Schwarz, pero en esta ocasión solo con peluches que reflejan personas.

Para conseguirlo sólo tienes que enviar el dibujo de tu hijo, sobrino, primo, etc… que les servirá de boceto para poder crear a partir él el peluche. También se puede elegir entre los modelos que ya han creado y están comercilizando y se puede elegir entre varias categorías: papás y hermanos, mamás y hermanas y también mascotas ( o algo que intenta serlo).

Su precio ronda los 50 € (en la web está en dólares), pero el precio definitivo depende del modelo. El gasto merece la pena porque la verdad es que son una auténtica maravilla.

Más información: Wooberry

Vía: Compradicción

1 Comentario

Dejar respuesta