Wheely bug, el ferrari de los correpasillos

Wheely Bug es un correpasillos muy bonito y moderno, pero lo que le hace especial no se queda sólo en el diseño. Por dar un dato que refleje su importancia, decir ha sido elegido en 5 ocasiones mejor juguete de Australia.  entre otros muchos premios.

Wheely bug, el ferrari de los correpasillos 1

Ahora que ya sabemos a que nos enfrentamos podemos conocer las características que lo hacen tan especial. Tiene un sistema único e innovador de ruedas multidireccionales que permite a los niños moverse en todas las direcciones, ofreciendo mayor amplitud de movimientos. Por tanto utilizan más músculos de las extremidades inferiores, desarrollan habilidades motoras, de equilibrio, resistencia, planificación de movimientos y coordinación.

Wheely bug, el ferrari de los correpasillos 2

Es perfecto para superficies interiores ya que no raya el suelo y se puede deslizar por todo tipo de superficies lisas. Están fabricados en dos tamaños diferentes en función de la edad: pequeño (de 1 a 2,5 años) y el grande (de 2,5 a 5 años).  El peso máximo recomendado son 25 kg, sin embargo cada rueda soporta 30 kg.

Esta creado con formas de animales y colores vivos que estimulan su cerebro, y el material del asiento lo forma una capa acolchada de esponja cubierta por una capa de poliuretano que los hace cómodos, además de fáciles de limpiar. En España todavía no tienen distribuidor pero en la web se puede contactar con la empresa a través de un correo. 80 € merecen la pena por un juguete tan completo.

Vía: Decopeques

Ir arriba