Se acerca la época de los carnavales y nada mejor que ir pensando en los divertidos disfraces para niños que podamos a crear con nuestras manos, por eso hoy te comenzaremos a darte algunos ejemplos para ir teniendo en cuenta.

Un disfraz de leñador muy fácil de confeccionar

Diferentes modelos de disfraces para niños
Fuente: Make it love it

Dentro de los divertidos disfraces para niños podemos encontrar muchas opciones, desde los más simples hasta los pensados para manos expertas. El primero que te recomendaremos el día de hoy es una realmente simple y fácil de preparar, una buena opción para niños. El punto clave de este disfraz es su barba, la misma está confeccionada con un retazo de tela polar y dos lazos de elástico para colocarla detrás de las orejas.

Para crear la barba necesitarás 25 centímetros de tela polar o similar (también puede ser fieltro) de color marrón o negro, 30 centímetros de elástico, cartulina, pegamento caliente, para completar el disfraz deberás conseguir un palo robusto para crear el hecha, cartón, pintura en aerosol gris plata, cinta de cuero o cuero falsa, tiradores.

En la cartulina crearás el molde para la confección de la barba, deberás cortar diferentes bandas que irán formando un triangulo, deberás hacerlo del tamaño que necesites. Además deberás crear una base en donde pegaras las tiras de barba. La base deberá ser un poco más pequeña del molde, así no se verá cuando el disfraz esté terminado.

Las tiras que cortes deberán medir aproximadamente 3 centímetros de alto. Deberás pegarlos desde la parte inferior (más angosta) hasta la superior, superponiendo cada una de las tiras, cuando estén todas pegadas deberás cortarlas en tiras de menos de 1 centímetro de ancho.

En la parte superior tienes que agregar dos bucles de elástico y coser a los extremos, entre dos tiras de la barba, solo tienes que coserlos en la base de la barba para que los puntos de sutura no sean vistos desde el frente.

Para crear el hacha deberás recortar una plantilla de papel con la forma de deseada y cortar tres piezas de esta forma en cartón. Pega las partes entre si usando el pegamento caliente. Utiliza la pintura en aerosol pintando de ambos lados. El palo lo podrás conseguir en alguna tienda especializada o crearlo con un palo de escoba que ya no uses.

Pega los bordes rectos y pasa por el palo para que tenga el aspecto de un hacha real. Después termina dándole un detalle usando el cordón o las tiras de cuero o símil cuero.

Y por último, para terminar el disfraz el niño deberá usar una jean, botas, una camisa escocesa y los infaltables tiradores. Como verás habrás creado uno de los más divertidos disfraces para niños que puedes imaginar.

Mario y Luigi en coche

Diferentes modelos de disfraces para niños
Fuente: Twindragonfly designs

Otra buena alternativa para crear divertidos disfraces para niños son estos coches de cartón para Mario y Luigi, ideales para cuando tengamos que pensar en dos alternativas para hermanos pequeños. Una alternativa es construir los coches de cartón, usando cartón blanco, otra opción es adquirir los coches ya cortados en una tienda especializada en artesanías o disfraces.

En ambos casos deberás pintar uno de los coches en rojo y el otro en verde, agregando detalles en otros colores. Entre los detalles puedes agregarle franjas de carreras y el símbolo de Mario, para ellos puedes emplear pintura acrílica. Recuerda ponerle las luces traseras y las aletas. Los neumáticos se confeccionan cortando círculos de cartón y para el volante se puede cortar un círculo de cartulina por la mitad y pintarlo. Corta dos pedazos de cinta de unos 60 centímetros para las correas y usa la pistola de pegamento para fijar cada uno de los detalles en el coche.

Ahora deberás pensar en los disfraces, si tienes habilidades para la costura puedes animarte y confeccionar los simpáticos mamelucos, de lo contrario basará con que usen un jardinero de jean y alguna remera que combine con los colores de los coches.

Un sabroso disfraz con forma de dona

Diferentes modelos para disfraces para niños
Fuente. Studio Dy

En este caso te enseñaremos a preparar una dona gigante, un complemento que puede adaptarse a la perfección a cualquiera de los disfraces para niños que escojas. Para su creación solo necesitarás un tubo de piscina, pintura en aerosol, bigudies para cabello, cartulina, cinta, pegamento caliente, cinta de pintor.

Dale color al tubo interior usando la pintura en aerosol del tono que más te agrade. Vuelve con un trozo de cinta de pintor alrededor de la válvula para evitar que se desinfle, corta un circulo de cartulina un poco mayor del agujero central de la cámara de aire. Puedes decorar su superficie usando bigudies para el cabello o pequeños trozos de cartulina de colores. Este es un bonito accesorio que podrá acompañar cualquier disfraz para niñas.

El día de hoy te hemos presentado tres modelos diferentes de divertidos disfraces para niños, pero no son los únicos que podrás encontrar en esta página, con el paso de los días podrás encontrar las mejores opciones para que tus pequeños luzcan divertidos y con disfraces originales. Los días de carnaval o cuando vayan a participar de una fiesta de disfraces.

Dejar respuesta