Para los peques de entre 12 y 36 meses de edad, un balancín es un juguete ideal ya que ayuda a desarrollar diferentes habilidades a la vez que provee de diversión interminable.

El Cebra Balancín de Imaginarium es todo lo que podemos pedir de un balancín, es seguro, es confortable, es divertido y, además de todo esto, es monísimo.

Por un lado tenemos la estructura, confeccionada con madera fuerte, lo que provee un gran soporte. Por otro lado tenemos el cuerpo mullidito y cómodo de la mamá cebra, quien lleva en un bolsillo a su lado a su bebé cebrita. Al apretar al bebé cebrita, una dulce y suave melodía sonará y acompañará el juego de los peques.

Cebra balancín de Imaginarium

El material de la cebra mamá es sumamente suave y agradable al tacto de los niños, detalle que le agrega un toque más de comodidad, permitiendo que el juego se desarrolle por más tiempo.

La forma en la que está construido este balancín provee a los niños de la estabilidad necesaria como para que el juego se desarrolle en forma segura. Además, la cebra mamá tiene un par de asas fabricadas en madera en la cabeza para que los peques se agarren con firmeza a ella y puedan balancearse con mayor seguridad y confianza.

Además de ser una monada, la Cebra Balancín de Imaginarium ayuda a que los niños desarrollen su motricidad, balance y equilibrio y, por supuesto, la capacidad para imaginar grandes aventuras montadas a su cebra.

Dejar respuesta