Son de los juguetes más atractivos que puedes encontrar en centros comerciales y en los parques de atracciones para niños. También son uno de los sueños más deseados por los niños.

Diciembre está realmente cerca, y la fecha para hacer regalos, también. En ocasiones, los padres no saben muy bien qué es lo que les gustaría a sus hijos, pero hay algunos juguetes que son una opción segura debido a la popularidad que tienen.

Los coches eléctricos para niños son el ejemplo perfecto de lo qué se les puedes regalar a tus hijos. Son vehículos de tamaño miniatura con diseños bastante realistas, hasta llegar al punto de imitar muy bien las grandes marcas como Ferrari, BMW y Audi.

Los coches de choques son de las atracciones preferidas de los niños, tanto pequeños como ya un poco mayores, y los coches de batería son un juguete muy parecido del que pueden disfrutar cualquier día. No es raro que sean tan populares entre ellos.

Opciones de coches eléctricos para niños

Como es evidente, hay grandes diferencias entre los coches infantiles y los de verdad. Los de los pequeños han sido adaptados y desarrollados no sólo para que sean seguros sino también para que los niños tengan más diversión.

Los más básicos tienen una batería de 12V, ideales para los niños más pequeños porque no tienen mucha potencia, y su carga es suficiente para que dure aproximadamente una hora con un peso de hasta 20 kg, aunque otros alcanzan a llevar hasta 30 kg.

Suelen ser vehículos ligeros y fáciles de transportar, por lo que lo puedes sacar al parque cuando quieras. La velocidad es de 3,5 km/h, bastante limitada, pero es más que suficiente para un niño de entre 2 y 3 años.

Por otro lado, las baterías de los coches más potentes llegan a ser de 36V. Son coches perfectos para llevar a niños algo más pesados, y que la carga dure hasta 3 horas. Los mejores alcanzan los 7 km/h con una carga considerable.

Hay modelos 4×4 que son más aptos para terrenos algo más accidentados, simulando la función principal de estas camionetas. Varios de éstos tienen incluida la opción de ir hacia atrás, algo que les da un realismo aún mayor.

Los más modernos han llegado a incorporar suspensión delantera y trasera para una mayor amortiguación en los terrenos irregulares. Para más realismo, varios de éstos incluyen 3 velocidades diferentes.

Hay otros que tienen plazas para 2 niños, y son de las novedades del último año. Están entre los más potentes para que la velocidad del coche y el rendimiento de la batería no disminuyan a pesar de la carga adicional.

Coches más reales y con más funciones

Es verdad que no son coches reales y tienen limitaciones, pero a cambio, los fabricantes les han ido incorporando más características para que sean más realistas. Estos detalles hacen que los niños se sientan más grandes, a la vez que la seguridad ha ido aumentando.

Para reemplazar el cuadro de mandos falso, han incorporado novedades como un indicador de la carga de batería. Es una buena función para que el pequeño entre en ambiente, además de la utilidad de la información. El claxon y las luces son añadidos para dar mayor realismo.

Algunos vienen con música pregrabada, como si fuera una radio de verdad con DVDs. Incluso, otros van más allá y tienen conexiones de MP3 o puertos USB para conectar un dispositivo que ponga música. Los coches más desarrollados han llegado para incorporar una radio FM.

Para los más pequeños, uno de estos juguetes puede ser demasiado porque no saben cómo utilizarlos, sin embargo, hay una nueva función perfecta para ellos. Ahora, varios modelos los puedes conectar por bluetooth a tu teléfono y manejarlos desde ahí. Así, el niño disfrutará del juguete creyendo que lo está manejando él.

Dependiendo de tu presupuesto, al igual que de la edad y el peso del niño, puedes escoger unos modelos u otros. Además, están los factores adicionales como la duración de la batería y su potencia, así como también las funciones extras y la apariencia externa del vehículo.

Dejar respuesta