En la actualidad los colores no tiene por qué identificar a los sexos como tradicionalmente se ha hecho. Las chicas luchamos porque el rosa no sea el color pasteloso y cursi de las niñas y a muchos chicos les gusta usar también colores que tradicionalmente se han considerado femeninos. Sin embargo de vez en cuando surgen productos que, a pesar de ser cursis, nos gustan como este monopoly rosa.

La caja para las tarjetas es un joyero en vez de la caja normal,  las casas y hoteles han sido sustituídas por boutiques y centros comerciales y, como no, las fichas tampoco son las tradicionales sino que ahora encontramos desde sandalias hasta secadores de pelo.

Puede que muchos lo acusen de sexista, pero igual que para gustos hay colores, también hay chicas más cursis que otra, ojo, y chicos también.

Es una producción de Hasbro Proyect y está pensado para mayores de 6 años.

Dejar respuesta