Ay que no hubiera dado yo por tener uno de éstos cuando era pequeña y evitar las regañinas de mi madre cada vez que llegaba a casa con la ropa manchada de helado. Porque ahora somos mayores y tenemos mucho cuidado de no mancharnos cuando comemos helado, y aún así nos manchamos, pues cuando somos pequeños en lo único que piensas es en comerte ese helado tan rico y que te caiga demasiado por la barbilla y a la ropa para no desperdiciarlo.

No-Drip es una solución sencilla anti-manchas, que consiste simplemente en un pequeño «bol» o cuenco que se introduce por el palo y se pone bajo el helado.  De esta forma evita que el helado gotee, manchar las manos y la ropa del niño, y además luego nos podemos comer o beber lo que haya caído.

El problema es que según vemos en la imagen el cuenco sólo se adapta a determinado tipo de palos, a los más finos, pero a los que son más anchos no se les puede aplicar. Su precio es de 1,95 euros y se puede elegir entre cuatro colores diferentes.

Vía: Bebés y más

1 Comentario

Dejar respuesta