Dobble es un juego que está causando furor por ser un juego de mesa rápido y sin complicaciones. Te analizamos este pozo de horas de diversión que tanto está dando que hablar.

Si me conocéis, aunque sea un poco, sabréis que soy un adicto a los juegos de mesa. Soy el típico que en las fiestas se lleva siempre un juego de póker, el Carcassone, el colonos de Catán o el Bang para que todos los presentes podamos echar una partida cuando ya quede poco de lo que hablar. Yo, que soy muy competitivo, disfruto al máximo jugando con mis amigos y familiares a juegos de mesa hasta tal punto que me evado de todo lo demás y me concentro única y exclusivamente en el juego de turno. Es por eso que siempre estoy investigando nuevos juegos con los que divertirme.

Un día, entre a un bar lúdico y encontré una maravilla que a primera vista menosprecié por una de sus virtudes, su duración. Por regla general me suelen gustar los juegos largos, pero tampoco mucho, con partidas de una hora u hora y media. En aquel bar vi a unos chavales jugando a un juego rarísimo, en el que nombraban sustantivos al azar, y también vi que terminaban partidas muy rápido y que se divertían muchísimo. Creí que no era mi tipo de juego hasta que mi pareja me lo recomendó: – Debes jugarlo – me decía.

Juego de mesa Dobble - Participantes repartiendo cartas
Fuente: Dan Hughes

Un día, mis amigos y yo, volvimos a ir al bar lúdico donde echamos las partidas de Risk y jugamos al Monopoly, y pedí aquel juego de cartas redondas que vi la vez anterior y que mi novia me recomendó. El camarero sonrió ante la descripción que le di del juego, y automáticamente me dijo: – Creo que se lo que estás buscando -. Minutos más tarde me trajo una cajita redonda en la que aparecía una palma de una mano morada con un ojo y un texto en el que se leía la palabra Dobble. Acto seguido, leí la instrucciones en voz alta para que todos se enterasen de las reglas y me sorprendió ver lo simple que era el juego. Creo que de ahí radica su principal atractivo, en que no pretende ser nada más que lo que es: un juego de hacer parejas.

¿En qué se basa Dobble?

Dobble es un juego de mesa que contiene 55 cartas circulares plagadas de iconos. Cada carta siempre tiene un icono en común con otra de las del mazo. Si escogemos dos cartas al azar del mazo de Dobble, veremos que siempre tienen un icono que se repite en ambas cartas. Puede ser un símbolo de corazón, una zanahoria, un cerrojo, una manzana… Si habéis jugado al Jungle Speed, sabed que es un poco parecido. Los iconos son idénticos en forma y color, pero no en tamaño. Se puede dar el caso de que una manzana, este más grande en una carta que en otra.

Existen varios modos de juego en Dobble, más los que tú mismo te inventes. En esta entrada os voy a explicar un poco en qué consisten los 5 juegos oficiales que te vienen en las instrucciones del propio juego de mesa.

Juego de mesa Dobble - Torneo de Dobble
Fuente: Wikipedia

La torre infernal

En el modo de juego de La torre infernal se debe repartir a todos los jugadores una única carta, que deberán ocultar poniéndola boca abajo, y apilar las restantes en el centro de la mesa. Cabe decir que la pila de cartas del centro de la mesa debe estar siempre boca arriba. Cuando ya se esté en disposición de jugar, se deben revelar las cartas ocultas de los participantes a la vez. Si vemos el icono de la carta con la que estemos jugando, que coincide con uno de la carta superior del mazo, debemos gritar el nombre del icono y coger la carta de la parte superior del mazo para ponerla encima de nuestra carta. Como imaginaréis, ahora jugamos con la carta que hemos cogido y tenemos que repetir el proceso con la nueva carta superior de la pila de cartas. Gana el jugador que más cartas tenga en su poder.

El foso

El foso es igual que La torre infernal pero al revés. Se reparten todas las cartas entre los jugadores excepto una, que se colocará en la parte central de la mesa. Despues, todos los jugadores a la vez le darán la vuelta a su pila de cartas, dejando los iconos al descubierto y dando comienzo al juego. Ahora los jugadores tendrán que identificar el símbolo de la carta superior de su pila que se repite con la centro de la mesa. Una vez identificado, se grita el nombre del icono y se deja en el centro de la mesa, la carta superior de la pila del participante que ha encontrado la pareja. Repetir hasta que nos quedemos sin cartas. El último que quede con cartas pierde.

Juego de mesa Dobble - Sus extrañas cartas circulares
Fuente: Wikipedia

La patata caliente

El reparto de cartas será igual que el de La torre infernal, es decir, una carta para cada participante y la pila de cartas sobrantes en el medio de la mesa, todas boca abajo incluso la pila. Cuando todos los jugadores estén dispuestos le darán la vuelta a su carta descubriendo así los símbolos. Ahora hay que revisar las cartas de los adversarios. Cuando encuentres el símbolo de tu carta que coincide con alguno de tus adversarios, debes decirle el nombre del símbolo y posarla encima de la carta de tu oponente. Ahora tu oponente jugará con la carta que has dejado encima de su carta inicial y tendrá que revisar entre los demás oponentes si la carta superficial de su pila coincide con alguna de los demás adversarios. En ese caso tendrá que dejar TODAS LAS CARTAS CON LAS QUE JUEGA EN ESA RONDA encima del adversario con el que ha coincidido símbolo. Así hasta que quede el más lento que, lógicamente, se habrá hecho con las cartas de los demás. Una vez terminada la ronda, las cartas del más lento se apartan y se vuelve a repetir el mismo proceso. Pierde el jugador con más cartas acumuladas.

¡A por todas!

En este modo de juego los participantes no tienen cartas propias. Se colocará una carta por cada jugador en el centro de la mesa más la pila de cartas sobrantes. Los participantes tendrán que identificar el simbolo que está repetido entre todas las cartas que hay por cada jugador comparándolas con la carta superior de la pila. No os olvidéis, no solo sirve identificarla, hay que gritar el nombre del símbolo. Si está correcto, el jugador recoge la carta en la que ha adivinado la pareja. Así, hasta que ya no queden cartas de jugador. Después hay que introducir la carta superior de la pila en la zona de abajo del mazo y volver a repetir el proceso. Gana el jugador con más cartas.

El regalo envenenado

Este es un poco más enrevesado. Colocaremos una carta por cada jugador boca arriba más el mazo de cartas sobrantes en el medio de la mesa descubiertas también. Ahora tienes que revisar las cartas de tus adversarios para ver si alguno de sus símbolos coincide con la carta superior del mazo. En el caso de ser correcto y haber gritado el nombre del símbolo, se colocará la carta superior de la pila encima de la carta del adversario. Se repetirá el proceso hasta que ya no queden cartas en la pila. Pierde el usuario con más cartas en su haber.

Esperamos que te haya entrado el gusanillo de jugar al Dobble. Ya te digo, es divertidisimo y con rondas muy cortitas. ¿Qué juegos de mesa cortos nos recomendarías?

Dejar respuesta