Para algunos, los juegos de mesa son anticuados y ya no se utilizan por no estar de moda. Sostienen que son aburridos, demasiado candorosos y aburridos. Consideran que fueron reemplazados por la tecnología, los ipads, teléfonos móviles, iPhones y un arsenal más de elementos producidos por las más importantes empresas de informática del momento. Sin embargo, la calidez y la interacción que provocan los juegos de mesa es inigualable.

Una de las luminarias dentro de este tipo de juegos es –sin dudas- el dominó. Si bien se discute el verdadero origen de este popular juego, la mayoría coincide en que -como casi todas las cosas en este mundo- el dominó también fue inventado por los chinos, con seguridad hace bastante más de mil años. Sin embargo el nombre de este popular juego de mesa es de origen francés, tomado de una capucha de color negro por fuera y por dentro blanca, justamente los mismos colores utilizados en el dominó.

Dominó casero
Pixa Bay

Se juega con fichas, llamadas dobles, mulas, chanchas o carretas. También hay algunas con uno de los cuadrados sin puntos, que se llaman blancas o chucha. A las de un sólo punto, se las conoce como pitos o unos.

Materiales necesarios para el dominó casero

  • Una impresora
  • 3 folios blancos con el formato A4
  • 3 hojas de cartulina también en formato DIN A4. Esta puede ser del color que más te guste
  • Un par de tijeras
  • Un pegamento, preferentemente en barra

¿Cómo podemos hacer un dominó para los niños en casa?

1. Primero abrir este documento PDF. Allí aparecerán las tres hojas con el dibujo y debemos claro imprimir el documento. Finalmente, pegar cada folio a una hoja de cartulina. Esto debe hacerse con mucho cuidado para lograr que queden bien estirados.

2. Una vez estén todos los folios pegados, comenzar a recortar las piezas, una a una, con mucho cuidado, por la línea de separación. Se debe ser muy cuidadoso para no recortar involuntariamente las piezas por el medio y arruinar el dominó casero.

3. Finalmente, una vez recortadas todas las piezas, ya habremos terminado nuestro dominó casero. ¡Sólo nos resta estrenarlo! Ahora ¡A JUGAR!. No olvidemos que el Dominó es uno de los mejores juegos para disfrutar en familia!.

Dejar respuesta