Ahora que la Navidad está con nosotros, es momento de preguntarnos “¿qué podemos hacer con los juguetes que nuestros hijos ya no usan?”. La acción más solidaria en estos casos es donar los juguetes de nuestros hijos para hacer felices a otros niños que no tienen acceso a ellos. No se trata de hacerlo en pos de hacer espacio en casa –aunque esto no tiene nada de malo en sí mismo- sino de ser solidarios y altruistas con los niños necesitados.

Donar los juguetes, una excelente acción de fiestas

Es importante reparar en que no es bueno regalar sólo los juguetes rotos o estropeados. Todos los niños desean tener juguetes que funcionen correctamente y que estén limpios y sanos, y por eso cuando vamos a donar los juguetes conviene que hagamos dos bolsas o cajas distintas, entre los que pueden ser usados inmediatamente o los que requieren algún tipo de reparación.

Donar los juguetes
The Tire Zoo

Instituciones sociales: a la hora de donar los juguetes, primero debemos preguntar en iglesias, asociaciones locales, hospitales, colegios o instituciones de caridad. Ellos saben bien a quien entregarlos, ya que viven en contacto con las familias más necesitadas. Hay que tener en cuenta que los niños desean recibir juguetes como regalo no solo en Navidad, sino durante todo el año.

ONGs y organizaciones: otra opción es acudir a Instituciones nacionales e internacionales u ONGs, como –por ejemplo- Caritas, la Cruz Roja, Unicef, el Ejército de Salvación, aunque también ellas tienen algunos requisitos a la hora de que uno vaya a donar los juguetes, que son los siguientes:

  • Los juguetes deben estar en buen estado de conservación.
  • De ser posible, no deben ser eléctricos, pues se estropean antes.
  • Deben ser preferentemente juguetes educativos, esto es, que contribuyan a estimular cualquier aspecto del desarrollo infantil.
  • No deben ser bélicos o violentos.

Donar con nuestros hijos, mejor aún

Es conveniente hacer participes a nuestros hijos cuando vamos a donar juguetes para que seleccionen los juguetes. Ellos deben saber que sus juguetes van a ser regalados para que otros niños jueguen. También hay que hacerles pensar que a la hora de regalar juguetes hay que elegir juguetes atractivos. Esta simple acción fomentará el sentido solidario en los niños y los hará reparar en que existen chicos no tan afortunados como ellos que deben ser ayudados por los que más tienen.

¿Te has puesto a donar los juguetes que tus hijos ya no usan? ¿Qué esperas a hacerlo?

Dejar respuesta