Niños: beneficios de jugar al aire libre

Beneficios de jugar al aire libre

Los beneficios de jugar al aire libre son muchos. Ahora que el verano toca a su fin, observamos que los días son más largos y que el sol brilla con más fuerza. Por ello es buen momento de salir a disfrutar del buen tiempo. Leer, hacer de porte o jugar son algunas de las cosas que se pueden hacer al aire libre. Si buscas los beneficios de jugar en el exterior, aquí te dejamos unos cuantos.

Beneficios de jugar al aire libre

Beneficios de jugar al aire libre

Estimula la creatividad

Jugar fuera estimula la creatividad puesto que obliga, de alguna manera, a que los niños piensen a qué pueden jugar. Este pensamiento les lleva a explotar su parte más creativa e inventar un buen juego.

Los niños observan su entorno y ven las cosas que pueden utilizar para integrar en su juego. Descubrir lo que les rodea, inventar una diversión y entretenerse es una realidad si juegan en el exterior. Además, si están en la naturaleza podrán utilizar cosas del entorno como hojas, ramas, etc.

Fomenta la sociabilización

El juego al aire libre hace que los niños puedan socializar con otros. Es una actividad perfecta para que los más pequeños puedan entablar conversación con otros niños y niñas de edades similares. El juego une, divierte y ayuda a hacer amigos. Los niños pueden resolver conflictos, pelear, aprender normas, conversar, reír y jugar con otros.

Cuida la vista

Es muy bueno apartar, de vez en cuando, los ojos de las pantallas como televisores, tablet, teléfonos móviles. No nos damos cuenta, pero pasamos mucho tiempo delante de la tecnología, por lo que jugar lejos de esta unas horas vendrá de fábula.

Además, de socializar y fomentar la creatividad y el ejercicio, también ayuda a proteger la vista al pasar menos horas frente a las pantallas. Una tarde al aire libre es también libre de la televisión, las redes sociales o los videojuegos.

Beneficios de jugar al aire libre

Beneficios de jugar al aire libre

Exposición solar

El Sol ofrece muchos beneficios, si se toma de forma responsable. Uno de ellos es la vitamina D tan imprescindible para los huesos y muchas otras cosas. La vitamina D prácticamente solo se obtiene del Sol, por lo que es bueno salir a la calle, pasear y jugar al aire libre.

Tanto para los adultos, como para los niños, estar en la calle un tiempo es bueno. Pasear o jugar a la luz del sol es importante para sintetizar la vitamina D. Eso sí, siempre les protegeremos con una crema solar, sea verano o invierno. Además, evita las horas en las que haya temperaturas demasiado elevadas.

Experimentan con el mundo

Es bueno salir de casa, ver, observar, hablar con otros niños, aprender sobre lo que les rodea. Salir y jugar fuera, implica mucho más que el simple juego. Cuando los niños están en el exterior les otorgas la posibilidad de descubrir el mundo que les rodea. Para hacer esto, los más pequeños, utilizan sus sentidos.

Descubrir cosas nuevas les ayuda a integrarse en el mundo, a tener más curiosidad por lo que les rodea y observar todo su entorno. Un buen paseo, ya sea por la ciudad o por la naturaleza, es de lo más beneficioso.

Aprender sobre la naturaleza

Los niños que salen y juegan fuera, aprenden mucho del exterior. En este caso, si se les lleva a la naturaleza pueden aprender muchísimo de su entorno. Los árboles y sus diferencias, las plantas y las flores, el tipo de terreno y los animales que pueden ver.

La relación de los niños con el medio ambiente es muy importante. Un niño que suele estar en contacto con la naturaleza es mucho más probable que empatice a la hora de cuidar el planeta. Es más fácil que recicle, que cuide sus cosas, que cuide de las plantas y de los animales.

El juego al aire libre es algo esencial en el desarrollo de todo niño. Ya sea en la naturaleza o en la ciudad, es importante buscar tiempo para que los más pequeños jueguen fuera de casa y paseen por las calles.

Beneficios de jugar al aire libre

Beneficios de jugar al aire libre

Ejercicio físico

Uno de los grandes beneficios del juego al aire libre, es la cantidad de ejercicio que hacen los niños y niñas. Saltar, correr, atraparse los unos a los otros, pasear, esconderse, columpiarse… son muchas las cosas a las que se puede jugar al aire libre y, todas ellas, son beneficiosas en cuanto a ejercicio se refiere.

Unión familiar

El tiempo que se pasa fuera de casa, es un tiempo de calidad con la familia. La idea es salir del espacio confortable de la casa, para poder estar con los hermanos y la familia. De esta manera, el juego se puede dar entre todos también. Esta es una estupenda idea para fortalecer los lazos familiares.

Jugar fuera de casa e implicarse en el juego con los niños hace que la unión con la familia sea más fuerte. El tiempo junto a la familia en espacios abiertos debe ser un tiempo de calidad para que los niños recuerden esos momentos.

Beneficios de jugar al aire libre

Beneficios de jugar al aire libre

Otras reglas

Fuera de casa se deben respetar otro tipo de reglas, que dentro. El aire libre hace que las reglas cambien por otras normas de seguridad que se deben seguir. Para pasar un rato divertido jugando, pero sin que haya accidentes, es importante cambiar las reglas. Pero, si bien es cierto, fuera pueden hacer más ruido. Si están en el parque pueden correr, gritar, saltar, jugar con la pelota y mucho más. Cosas que dentro de casa no deben hacer para evitar molestar al resto de las personas, incluidos los vecinos.

Liberar estrés

Los niños también padecen de estrés infantil. Ser niño no implica estar libre de padecerlo, por ello es bueno que desfoguen fuera de casa. Jugar, correr, saltar y olvidar otros problemas les hará libre de estrés. Tanto la naturaleza como los parques les servirán para liberar tensiones.

¿Te ha sido de utilidad este post sobre los beneficios de jugar al aire libre? ¿Buscas juguetes caseros y fáciles para hacer en casa? ¿Buscas las mejores cocinitas de juguetes para niños y niñas? ¿Buscas juegos de mesa divertidos para toda la familia?

Ir arriba