Cualquier tiempo libre es bueno para pasar un rato divertido con los más pequeños de la casa. Para los padres supone todo un reto sacar el máximo beneficio a esos momentos que comparten con sus hijos. En este sentido, los juegos de mesa para niños son de gran ayuda y un valor seguro. La gran variedad de juegos que nos podemos encontrar, nos garantizan juegos para todo tipo de gustos y necesidades. Solo hay que mirar la web https://juegosdemesayrol.com para darnos cuenta del amplio catálogo de juegos entre los que poder elegir.

Aunque vivimos en una sociedad donde la tecnología marca el ritmo de vida, nunca está de más trasmitir a los niños el placer de los juegos tradicionales, esos juegos de mesa con los que llenar tardes enteras. Son muchos los beneficios que ofrecen este tipo de juegos, como la de mejorar la relación con otras personas o la de reconocer y enfrentarse a ciertas emociones. Debido a su importancia, hoy queremos hablar sobre los diferentes tipos de juegos de mesa que nos podemos encontrar para niños y no tan niños.

Juegos de estrategia

Dentro de esta categoría nos encontramos algunos clásicos como son el ajedrez, las damas o 4 en línea. Son juegos que están pensados para enseñar a los niños a pensar y establecer estrategias, marcar planes o tomar decisiones para conseguir derrotar a su contrincante. Esto los convierte en juegos perfectos para estimular la autonomía de cualquier niño.

Dentro de esta categoría, nos podemos encontrar juegos con un diseño más atractivo para los más pequeños de la casa, como puede ser un dominó de animales.

Juegos de mesa educativos

Dentro de esta categoría, nos encontramos aquellos juegos de mesa que están pensados para que los niños adquieran nuevos conocimientos a la vez que se divierten. Uno de los más conocidos es el Trivial, pedo hay otros muchos que están pensados para alcanzar este fin. Por ejemplo el Scrabble, un juego con el que pueden ampliar su vocabulario, ayudando a descubrir nuevas palabras y sus significados.

Juegos de concentración

También nos podemos encontrar juegos que permiten que los niños mejoren su capacidad de concentración e incluso mejorar su memoria. Aquí nos podemos encontrar los clásicos puzzles de toda la vida y que podemos encontrar adaptados a todas las edades. Otro ejemplo puede ser el clásico «Simón dice». Un juego muy divertido para los niños en el que tienen que estar muy atentos para recordar y seguir un conjunto de procedimientos realizados por el resto de jugadores.

Juegos de azar

Aquí, el verdadero protagonista es el azar, aunque en también influye en cierta medida la estrategia que adopte el jugador en cada turno. Algunos clásicos con el parchís o el Monopoly. En el fondo, lo más importante es pasar un rato divertido en familia, independientemente de si el azar te es favorable o no.

Juegos de cartas

El último de los tipos de juegos de mesa que podemos encontrarnos son los de cartas. Estos juegos ofrecen infinitas posibilidades estimulando el pensamiento matemático de  los más pequeños. En estos juegos, toda la familia puede verse involucrada de una manera divertida.

Sin duda, los juegos de mesa son la mejor opción para disfrutar en familia. Solo es necesario dar con el más adecuado para cada ocasión.

Dejar respuesta