Miles de niños en todo el mundo sienten que los juguetes que sus padres les compran con todo el amor no les representan por discapacidades físicas. Campañas de juguetes con discapacidades como “Toy like me” demuestran que aún podemos hacer mucho en este campo.

Juguetes con discapacidades Toy like me 1

Los juguetes como contención

Durante los primeros años de su vida, los niños entregan su cuerpo y alma a sus juguetes, prácticamente interaccionan con ellos más que con sus propios pares o sus padres porque se sienten identificados con estos muñecos. Sin embargo, sabemos que muchos pequeños que lamentablemente han sufrido problemas de salud con consecuencias físicas como discapacidades, difícilmente se hallen representados en estos productos.

Una silla de ruedas, un audífono, una mancha en la piel, un bastón, un labio leporino y otras tantas deficiencias que el cuerpo del ser humano puede presentar y que lógicamente se manifiestan en una pequeña porción de la población, normalmente no son incluidas como variantes en los juguetes con forma de seres humanos que se comercializan. Eso hace que, de alguna forma, los niños que sufren estas discapacidades de sientan aislados, o al menos no representados.

Juguetes con discapacidades Toy like me 2

La iniciativa de Toy like me

Prácticamente como una luz en la oscuridad, hemos sido testigos de la primera iniciativa organizada y de largo alcance en materia de juguetes con discapacidades, al conocerse en los últimos días a nivel internacional la propuesta de Toy like me. En efecto, un grupo de padres y especialistas se ha unido para producir juguetes con discapacidades que ayuden a los pequeños que las sufren a sentirse representados, y poder convivir mejor no solo con sus propios problemas, sino incluso en muchos casos con otros más graves que afectan a iguales a ellos.

Cuando hablamos de los juguetes con discapacidades, básicamente lo hacemos de una serie de muñecos desarrollados especialmente para replicar algunas de las discapacidades más comunes que pueden sufrir los humanos, aunque también hay otros que muestran consecuencias específicas de enfermedad y hasta manchas en la piel. Es decir, si todos los humanos tenemos señas características en nuestro cuerpo, que también las tengan los juguetes.

Pero además, probablemente una de las enormes ventajas con las que cuente Toy like me como propuesta por encima de otras que se han hecho anteriormente con los mismos nobles intereses, es que en este caso los pequeños no tendrán que conformarse con buscar personajes desconocidos, sino que estos juguetes con discapacidades tienen que ver con algunos de los más famosos del mercado, como los LEGO, Playmobil, y hasta Bob Esponja, por mencionar ejemplos.

En principio, ha sido tan bueno el recogimiento que ha tenido esta iniciativa en el Reino Unido, donde surgió y comenzó a viralizarse la propuesta, que los primeros juguetes con discapacidades desarrollados por Toy like me ya están llegando a las casas de estos pequeños que esperaron ansiosos durante años para sentirse representados por juguetes que puedan tener deficiencias físicas pero corazones tan grandes como los de ellos.

Juguetes con discapacidades Toy like me 3

Los juguetes, reflejos de la sociedad

Más allá del caso específico de estos juguetes con discapacidades que mencionamos ahora, no podemos dejar de destacar cómo incluso esta industria demuestra tener una fuerte cercanía con las nuevas corrientes de pensamiento que se van desarrollando alrededor del mundo, y de hecho hace no mucho tiempo informábamos también acerca de los juguetes responsables que comenzaban a comercializarse en España.

En consecuencia, podemos ver que tanto los juguetes con discapacidades como aquellos pensados específicamente a partir de las premisas de la responsabilidad social no solo tienen un buen acatamiento teórico por parte de los padres, sino que en poco tiempo de establecen como una alternativa competitiva de mercado, no a la altura de las grandes marcas ni tiendas, pero sí con el nivel de ventas suficiente como para subsistir y poder seguir pregonando su idea.

Con el tiempo, sería increíble que los juguetes con discapacidades se transformaran en una constante ya no solo para los pequeños que busquen sentirse identificados con los muñecos con los que todo el mundo juega. Para una mayor inserción social de estas personitas, el que los niños sin discapacidades físicas también contemplen problemas de este tipo en sus propios juguetes con discapacidades les ayudará a ser aceptados más rápidamente en ámbitos sociales.

Al fin y al cabo, los juguetes con discapacidades demuestran que aún hay mucho por hacer en este campo en cuanto a la representación de la vida misma a la hora de desarrollar juguetes. Y quien dice, quizá con el tiempo los superhéroes artículos ya no sean Batman o Superman, sino pequeños seres que, con sus discapacidades a cuestas, nos demuestran que no tienen discapacidades a la hora de querer a los demás.

¿Qué te parece la iniciativa de juguetes con discapacidades de la gente de Toy like me?

Sigue las novedades de Toy like me en su página oficial de Facebook

Dejar respuesta