Hace más de 5.500 años, los niños babilonios ya jugaban a las tabas; en 1.000 a. C., las hijas de los faraones maquillaban sus “barbies” arcaicas al estilo de Cleopatra; en la época de los césares romanos, los más pequeños pateaban un balón de cuero como si fueran delanteros de la Juventus… Y es que jugar nunca ha pasado de moda, tal y como lo demuestra este recorrido –en víspera de los Reyes Magos– por los hitos jugueteros de la Historia.

Desde los primeros albores de la Historia, los hombres no han parado de imitar con los juguetes el mundo que les rodeaba, de utilizarlos como vehículo para canalizar fantasías e inquietudes. Así lo atestiguan, por ejemplo, las tumbas de niños y adolescentes de la Prehistoria, que muestran ajuares llenos de yoyós, peponas y hula-hoops, los mismos juegos que hoy divierten a millones de pequeños en todo el mundo. Y que jugar no ha pasado de moda, lo demuestra el repaso que, en estas fechas previas a la Navidad, hace Magazine a los hitos jugueteros más importantes, desde los orígenes de la Historia hasta nuestros días…

Consulta las referencias a Juegos de mesa, Muñeca, Pelota, Bicicleta, Yoyó, Eléctricos y electrónicos, y Robots y autómatas.

Dejar respuesta