Hay tiendas tan famosas que son conocidas y reconocidas en todo el mundo. Muchas de ellas son muy antiguas, con más de cien años tal vez. Y un grupo de ellas nunca cambió de ubicación desde que abrieron sus puertas manteniéndose en el mismo sitio desde sus comienzos.

FAO Schwarz 1
Wikimedia

Cierra una de las más famosas jugueterías

Un caso que mezcla algo de todas estas características es el de la juguetería FAO Schwarz instalada en la Quinta Avenida de Nueva York, una de las más famosas, amplias y antiguas del mundo. Pero a pesar de su fama y de los grandes volúmenes de ventas que mantiene desde siempre, deberá cerrar sus puertas en el próximo julio ya que los precios que debería pagar por sus alquileres a partir de julio en el exclusivo local que ocupa en Manhattan se ha tornado excesivo.

La célebre juguetería que fuera fundada en 1862, emplazada desde la década de 1930 sobre la Quinta Avenida en Nueva York ocupa el mismo local desde 1986, en las cercanías del Central Park. Esta tienda ha sido inmortalizada en varias películas ya que sirvió de set en célebres escenas que la mayoría de nosotros recordamos. Pues bien, a pesar de todas estas bondades, el 15 de julio venidero la tienda cerrará sus puertas.

El The New York Times informó recientemente que FAO Schwarz venía manteniendo tratativas con los propietarios del local que ocupa desde hace años sin llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. Finalmente, el acuerdo consistió en realidad en abandonar el local en forma anticipada ya que el contrato oportunamente celebrado guardaba vigencia hasta el 2017.

La famosa compañía de juguetes pertenece hoy a la empresa Toys «R» Us Inc. la que la adquiriera en el 2009. La tarea ahora es la de hallar un nuevo emplazamiento, cosa que no ha de ser nada fácil, ya que las predicciones más optimistas hablan del 2016 como fecha aproximada para la nueva apertura.

Y es que la mayoría de los turistas que pasaban por Nueva York no dejaban de visitar la tienda, máxime si viajaban con niños. Y en la puerta de la tienda podían encontrarse cientos de peluches, muchos de ellos de varios metros de altura, y donde -como dijéramos antes- se han filmado escenas de docenas de películas.

FAO Schwarz 2
Wikimedia

¿Por qué el reconocimiento de FAO Schwarz?

Uno de los más famosos de estos films es «Big». En ella el célebre actor norteamericano Tom Hanks, encarna a un niño quien de repente se encuentra en el cuerpo de un adulto. En la escena rodada en el escenario de la juguetería Hanks baila sobre un piano gigante ubicado en la tienda, y que obviamente constituye una de las más famosas atracciones que aún hoy puede visitarse, y seguirá estando disponible hasta el cierre de la juguetería en julio próximo.

Hay que decir también que FAO Schwarz es célebre por sus juguetes de lujo y de su línea de peluches de tamaño natural representando a distintos animales.

Algo más sobre los orígenes de FAO Schwarz. La tienda fue fundada por el inmigrante alemán Frederick August Otto Schwarz inicialmente en Baltimore, en 1862 y fue bautizada con el nombre de «Toy Bazaar». Pronto abrieron sucursales en Filadelfia y en Boston. Ocho años después de la inauguración de su primera tienda, se abre la sucursal que terminó siendo las más famosa, la de Nueva York. Estaba ubicada sobre la Avenida Broadway.

FAO Schwarz 3
Wikipedia

Más de un siglo de vida

Ya para 1897 la juguetería era considerada la más grande y famosa de Nueva York. FAO Schwarz había comenzado una práctica que se hizo célebre. ¿Cuál era? Bueno, pues la de organizar una exhibición de juguetes para Navidad. Esta costumbre comenzó en 1869. Para 1896 la tienda lanzaba al mercado su anuncio de que eran «El Cuartel General de Santa Claus».

Además, desde 1876 la tienda publica un catálogo de vacaciones con sus mejores juguetes. Como podemos ver, FAO Schwarz no solo ha vendido millones de juguetes en tantos años de actividad sino que también ha instalado numerosas tradiciones que el público adoptó rápidamente.

En 1931 el local de Nueva York se mudó nuevamente, aunque sólo hasta 1986. Mientras tanto, en 1963 la familia Schwarz se desprendió de las últimas acciones que poseía y la propiedad de la juguetería pasó por distintas manos, hasta ser adquirida por la holandesa Vendex/KBB en 1990. Así, la compañía llegó a estar presente con sus locales en 40 ciudades de los Estados Unidos. El local actual -ubicado en el Edificio General Motors en el 767 de la Quinta Avenida y la calle 58- seguirá operando por unos días más, hasta el 15 de julio cuando cerrará sus puertas y dejará un vacío inmenso tras tantos años en esa privilegiada ubicación.

Dejar respuesta