Los juguetes de plástico que pasan de una generación a otra y los que se compran en las tiendas de segunda mano, podrían contener metales pesados. De esta manera lo reveló un estudio publicado en la revista Environment Science and Technology. Ftalatos, cadmio, plomo, PVC y otras sustancias altamente peligrosas son las que se pueden encontrar en numerosos juguetes para bebés y niños.

Los juguetes de plástico pueden contener metales pesados

juguetes de plástico
Fuente: greentoys

El problema se encuentra en que los juguetes de plástico de los años 80 y 90 realmente no se encontraban sometidos a la actual Directiva Europea, sobre la Seguridad de los Juguetes. De esta manera pueden albergar productos químicos que sobrepasen los límites considerados inofensivos para un niño.

Algunos investigadores de la Universidad de Plymouth analizaron 200 juguetes de plástico usados que se encontraban tanto en hogares, guarderías y tiendas de segunda mano de Inglaterra. Estos investigadores encontraron que juguetes que van desde los antiguos bloques de Lego hasta los muñecos, los trenes y los pequeños coches de juguete contenían materiales que no cumplen con la normativa de seguridad de los juguetes actuales.

Estos científicos se acogieron a la espectrometría de fluorescencia de rayos X, para poder analizar lo que contenían cada uno de los juguetes expuestos. Con este método pudieron detectar altas concentraciones de elementos peligrosos, como: bario, plomo, bromo, cadmio, cromo y selenio. Estos elementos pesados pueden tener un efecto acumulativo y llegar a ser tóxicos, si los niños se exponen a ellos de manera prolongada en el tiempo. Este riesgo es aún mayor cuando los niños se llevan esos juguetes a la boca.

Los juguetes de plástico de colores llamativos son más peligrosos

juguetes de plástico
Fuente: inc

Los investigadores también concluyeron que los juguetes de plástico antiguos que contenían más productos químicos solían ser aquellos de colores llamativos como el rojo, negro o amarillo. La razón es sencilla: para obtener esos colores los fabricantes recurrían a sustancias químicas que contenían plomo y cadmio.

¿Cómo asegurarse de que los juguetes de plástico son seguros para el niño?

juguetes de plástico
Fuente: onegreentribe

Actualmente en la fabricación de los juguetes se van prohibiendo ciertas sustancias y recomendando otras. También se baja el nivel de algunos metales pesados, pero aún así hay estudios que demuestra aún la presencia de muchas sustancias que no son saludables para los niños.

Algunos consejos propuestos para evitar comprar juguetes con materiales tóxicos, son los siguientes:

  • Siempre comprobar que lleva el símbolo `CE´, que indica que el juguete cumple la normativa europea.
  • Comprar los juguetes en jugueterías de confianza.
  • Comprobar que incluyan información sobre el fabricante, el distribuidor y advertencias de seguridad e instrucciones.
  • Comprobar que son adecuados para la edad del niño.
  • Asegurarse de que sus propiedades físicas son correctas para la edad del niño.

En la actualidad si existen compañías fabricantes o distribuidoras de juguetes que están batallando sobre el proceso de eliminación de sustancias tóxicas y peligrosas para la salud en sus productos, tras conocer los efectos nocivos que podría causar en los niños. De esta manera las sustancias tóxicas y potencialmente perjudiciales para la salud del menor, están siendo sustituidas por sustancias no nocivas. Un buen ejemplo, Playmobil dejó de usar PVC (por su contenido en ftalatos) hace 20 años y Lego lo ha eliminado en la mayoría de los usos.

Qué podemos hacer los padres ante los juguetes de plástico

juguetes de plástico
Fuente: eldiario

Los padres, tras las investigaciones y hallazgos, han de tener mucho cuidado con los juguetes de plástico que compran a sus hijos. Esto es así porque pueden contener químicos tóxicos que se pueden desprender cuando los pequeños los muerden. De esta manera se aconseja recurrir a otros juguetes de segunda mano como son los libros, peluches, juguetes de madera…

La exposición prolongada a metales pesados es muy peligrosa, pues afecta al sistema nervioso central, al sistema cardiovascular, al hígado, los riñones y la formación de los componentes celulares en la sangre. Muchos investigadores afirman que no hay que alarmarse ante heredar o comprar juguetes de segunda mano, siempre y cuando hayan sido fabricados durante la última década.

Los juguetes del futuro

juguetes de plástico
Fuente: gonewmommy

En la actualidad existen cada vez más compañías que construyen alternativas de juguetes en madera o bien buscan formas de hacer juguetes de plástico, pero que no sean tóxicos. Kids Preferred, se trata de uno de los fabricantes más grandes del mundo de juguetes de peluche y regalos, y ha creado una colección de juguetes, `Bioseries´.

Esta nueva serie trata de juguetes y juegos de aspecto tradicional (juguetes para apilar, cubos de formas y similares) pero fabricados con plástico de base biológica. Este material ha sido diseñado específicamente para desarrollar la coordinación y las habilidades motoras de los niños sin el riesgo de químicos tóxicos.

El material, conocido como PLA, reemplaza el petróleo con recursos renovables. Más del 90% del material proviene de plantas renovables anualmente (almidón). Los aditivos, utilizados para la la durabilidad que necesitan, tampoco están basados ​​en el petróleo. Incluso los compuestos para los colores brillantes provienen de fuentes naturales sostenibles.

Esta tecnología fue inventada en la década de 1930 por Wallace Carothers, un químico orgánico que trabaja en DuPont. Sin embargo, en ese momento, el PLA era demasiado caro para desarrollarse a escala industrial. Esta tecnología fue redescubierta en la década de 1990, por Nature Works, LLC. En la década de 2000, Ingeo ™, la empresa de la cual Kids Preferred obtiene su plástico, realizó más I + D y pudo crear una fábrica a escala industrial en 2001 en Blair, Nebraska, lo que llevó el PLA a la corriente principal.

Kids Preferred también ha sido un gran innovador usando esta sustancia. La tecnología de fabricación que inventaron (pendiente de patente) les permite cristalizar PLA a un nivel mucho más alto, que lo que se puede lograr con los métodos convencionales de moldeo por inyección. El proceso trae PLA tanto alta resistencia al calor como durabilidad.

Los juguetes hechos con este sistema son lo suficientemente fuertes para pasar las pruebas de seguridad mecánica en todo el mundo. Además de fabricarse utilizando recursos renovables, la tecnología de bioplásticos de Bioseries, produce considerablemente menos emisiones de gases de efecto invernadero y omite sustancias nocivas como PVC, ftalatos, estirenos y metales pesados. Sin embargo, su material ecológico no es su mayor punto de venta, pues el diseño de sus juguetes es realmente y único.

¿Qué te ha parecido este artículo sobre los juguetes de plástico tóxicos? ¿Buscas juguetes fabricados en madera? ¿Te gustaría hacer juguetes fabricados con materiales reciclados?

Dejar respuesta