Si recuerdas la Barbie SeaWorld o Barbie acuática, tienes que saber que pronto dejará de producirse una vez que Mattel haya decidido rescindir el contrato con esta compañía por las denuncias de maltrato animal que pesan en su contra.

Barbie SeaWorld 1
Lara Barbie – Flickr

El documental que catapultó a la Barbie SeaWorld

La creciente conciencia mundial acerca de la necesidad de proteger a los animales frente al maltrato que frecuentemente sufren se ha cobrado una nueva «víctima». Y es que el gigante mundial de los juguetes para niños -Mattel- decidió no renovar el contrato que la unía con la empresa de parques de diversiones acuáticos Sea World (SEAS), de forma que ya no podremos conseguir la Barbie SeaWorld en poco tiempo.

La decisión se basó en las repercusiones que la difusión que un duro documental llamado «Blackfish» produjeron a nivel mundial. Sucedió que este documental basado en investigaciones acerca del maltrato infringido a las orcas había sido difundido por asociaciones protectoras de animales en teatros de los Estados Unidos durante el año 2013 y llegó inclusive a emitirse durante ese mismo año a través de la pantalla de la CNN, lo que le dio repercusión pública.

Barbie SeaWorld 3
Wikipedia

Mattel se cansa y despide la Barbie SeaWorld

Es de destacar que los voceros de la empresa Mattel no efectuaron ninguna declaración pública de donde surgieran los motivos por los cuales la empresa decidió no renovar el contrato con SeaWorld que culminara a fines de 2014. Sin embargo, la falta de renovación del vínculo contractual entre ambas empresas fue visto por los conservacionistas como un triunfo.

La importante empresa juguetera de fama mundial había venido fabricando juguetes tan exitosos como el set de la muñeca Barbie Animal Rescue (Barbie al rescate animal) o el set de Barbie Diversión Pingüino Antártico. En ambos casos la archifamosa muñeca se encontraba ataviada con el típico atuendo marino de SeaWorld. Más aún, estas muñecas se podían adquirir a través de la página web de SeaWorld.

Barbie SeaWorld 4
Wikimedia

SeaWorld sufre las consecuencias

Pero no es esta la única consecuencia de la publicidad del documental «Blackfish». La afluencia de público a los parques de atracciones de SeaWorld ubicados en Orlando, San Diego y San Antonio -en los Estados Unidos- ha decaído notablemente desde entonces y la empresa aérea Southwest Airlines (LUV) se desvinculó de SeaWorld después de 26 años de sociedad comercial. La cotización de las acciones de la compañía de atracciones animales marinas se han desplomado, decayendo en un 48% desde la aparición del documental.

Durante el año 2010 se produjo un incidente difícil de olvidar que quedó grabado en la memoria de los otrora amantes de las destrezas de los animales marinos mantenidos en cautiverio en los parques de diversiones marinos. En efecto, un veterano entrenador de ballenas asesinas murió a raíz del ataque de una de las orcas que entrenaba desde hacía años. Este suceso sugirió a algunos que los parques acuáticos no son los lugares mas adecuados para albergar a enormes animales con sed de libertad ya que -según algunos- pueden ser conducidos a una locura causada precisamente por el cautiverio que soportan.

SeaWorld se ha venido defendiendo de las críticas de sus detractores más acérrimos, en especial las provenientes de la organización de defensa de los derechos del animal llamada «People for the Ethical Treatment of Animals» (Gente por un Trato Etico hacia los Animales), una de las más virulentas respecto a los ataques propagandísticos contra este centro de diversiones acuáticas.

Barbie SeaWorld 2
Wikimedia

 

Su defensa no da resultados de momento

La empresa SeaWorld ha tomado varias iniciativas en defensa de su postura y de sus derechos e intereses. Por ejemplo, ha emprendido una nueva campaña publicitaria contra las que considera «falsas acusaciones» de los activistas que se oponen a la presencia de ballenas u otros animales similares en los zoológicos o entornos similares.

Al mismo tiempo ha acusado en forma directa a PETA. de difundir falsas informaciones e inexactitudes acerca del trato dispensado a los animales que albergan en sus instalaciones. Voceros de la compañía de entretenimientos basados en la presencia e intervención de animales han declarado que estaban desilusionados ante la decisión de Mattel, especialmente teniendo en cuenta que tal temperamento se adoptó basándose en las acusaciones de PETA, a la que calificó de organización extremista que, sin embargo, mantiene vínculos cercanos a algunos zoológicos y acuarios.

Por su parte PETA difundió recientemente un comunicado donde pondera la decisión adoptada por Mattel al no renovar el contrato que la unía con SeaWorld. A pesar de esta virulencia, hasta el presente, SeaWorld no quiso hacer pública respuesta alguna.

Dejar respuesta